Sopa de guisantes, sus vainas y vieiras

Con guisantes de la comarca barcelonesa de «El Maresme», de lo bueno, lo mejor.

¡Hola, fogoner@s!

Esta receta que os traigo hoy, se puede decir que es ‘de cosecha propia’.
He querido hacer algo diferente con estos guisantes de la comarca de ‘El Maresme’ de la provincia de Barcelona, que son exquisitos y que hay que aprovechar que están de temporada y comprarlos frescos.

Creo que desde que era pequeña, cuando mi madre nos ponía a las hermanas mayores a desgranar guisantes, no los había utilizado así, con sus vainas.

Es muy gratificante que vayan surgiendo recetas en tu cabeza con ingredientes que estaban ahí dormidos, como en letargo.
Siempre tendemos a recurrir a lo rápido, lo sencillo, sin demasiadas complicaciones, ¿verdad? Por eso solemos consumir los guisantes congelados, que te sacan del apuro la mar de bien, pero os aseguro que el sabor y la textura no tienen nada que ver.

Si es que los tiempos en que vivimos no nos traen más que quebraderos de cabeza y solemos evitar las largas elaboraciones, pero os digo que si tenéis algo de tiempo y os gusta, os atreváis a navegar e innovar… en definitiva, perderos en el fascinante mundo de la cocina.

Desde luego que la que he liado hoy en la mía ha sido de ‘agárrate y no te menees’ porque para dos platos que he cocinado, he estado casi 4 horas… Pero, claro, es que han sido muchas elaboraciones, estaba inventando un plato casi sobre la marcha y los ‘nervios del estreno‘ estaban latentes, tan sólo para la sopa de guisantes han sido cinco pasos diferentes y entretenidos.
¿Para hacer una sopa 4 horas?, os preguntaréis… Bueno, sí, para la sopa y para el segundo plato, del que en otro momento publicaré la receta.

¡Y la ‘cacerolada’ ha sido auténtica! (Y yo que no hago más que comprar cacharros para la cocina… si es que soy una ‘friki’, lo reconozco y desde que inventaron ‘Amazon’ ¡esto es un no parar!).

Pues nada, puedo decir que el sabor de la sopa de vainas de guisantes es una verdadera pasada y por favor, hacedla que no os arrepentiréis.

Y las vieiras, congeladas de La Sirena, que tienen unos productos espectaculares, de verdad os lo digo. Las compré en Navidad y al final no las gasté y estaban las pobres gritándome: «¡Cocínanos, cocínanos!». Pues eso, para acompañar los guisantes han ido.

Y ya está bien de ‘palique‘, que no hay quien me pare.


INGREDIENTES:

  • 1 kg. de guisantes
  • Del kilo, usaremos 150. gr de guisantes desgranados
  • Del kilo, usaremos la mitad de las vainas
  • 2 cebollas
  • 2 puerros
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 2 rodajas de jengibre
  • 2 chalotas
  • Cebollino
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 muslo + contramuslo de pollo
  • 2 costillas de cerdo
  • 4 vieiras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • Sal

Podéis ver la elaboración en el vídeo publicado al inicio.
Dejad vuestros comentarios más abajo y compartid esta receta.
¡Gracias y buen provecho!

Tonia entre Fogones 2020

Sígueme en:
YouTube || Instagram || Facebook


Aguacate Ajo negro Alcachofa Apionabo Arroz Bacalao Berenjena Bogavante Calabacín Calamar Carrillera Cava Cebolla Cerdo Chirivía Coliflor Conejo Costilla de cerdo Couscous Céleri Gamba Garbanzo Guisante Higo Huevo Langostino Leche de coco Lenguado Lenteja Mango Manzana Naranja Patata Pollo Puerro Queso mozzarella Rape Salmón Salsa Pesto Seta Portobello Seta Shiitake Spaghetti Tagliatelle Tallarín de arroz Tomate

0 comentarios en “Sopa de guisantes, sus vainas y vieirasAñade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *